LA COCINA ENERGÉTICA

La cocina energética nos proporciona energía y vitalidad, porque se basa en alimentos sanos y de la estación, cocinados apropiadamente. Tiene su origen en la tradición oriental pero está totalmente adaptada a la dieta mediterránea y a nuestra necesidad actual de energía.
Eso porque en ese tipo de cocina lo que se trata es de alcanzar el equilibrio, de aprender a comer de forma equilibrada. Esto se consigue a base de consumir alimentos naturales, integrales, de buena calidad, bien combinados y propios de cada estación, obteniendo así gran variedad de platos muy sanos y sabrosos.
Cada alimento tiene unas determinadas propiedades, que influyen en nuestro nivel de energía y vitalidad. Si solemos ingerir alimentos con energía extrema, acabaremos modificando nuestro equilibrio natural y produciendo mucho desgaste corporal. En cambio, al elegir alimentos sin estas energías extremas, nuestro cuerpo, emociones y espíritu estarán centrados, optimistas y equilibrados.

UNA APLICACIÓN PRÁCTICA DE LA VISIÓN ENERGÉTICA:
LA COMBINACIÓN DE LOS ALIMENTOS EN EL PLATO


Describimos una forma práctica de conseguir un plato equilibrado. Eso puede ser aplicado en la rutina diaria, facilitando la organización de la preparación de la comida para ti y toda la familia. Una buena forma de empezar a probar con la alimentación energética es poniendo atención en la forma como se combinan los alimentos en el plato. Cuando se trata de un plato vegetal las legumbres son nuestra principal fuente de proteína, sin embargo si no se acompañan con alguna variedad de cereal integral no estarán del todo completa. Un plato standard se haría con:
- una fuente de legumbres (alubias, tempeh, tofu, garbanzos, hummus, etc), componiendo aproximadamente 20% del plato
- una fuente de cereales integrales (arroz integral, bulgur, cebada, mijo, etc), responsable por casi 40% del plato
- una o más fuentes de verduras dulces y verdes (patata, calabaza, zanahorias, puerro, calabacines, etc) acercándose a 25% del plato
- ensalada fresca de temporada, a 10% del plato
- una fuente de aceite de calidad (extraído a frío), semillas, algas, frutas y frutos secos, responsables por los 5% restantes
Obvio que cada persona es una situación diferente y esos valores no son en absoluto definitivos. Para un asesoramiento detallado siempre se recomienda la ayuda de un profesional.

UN APARTADO ESPECIAL: LOS POSTRES

Y para complementar, al pensar en los postres, damos preferencia a los elaborados con base en frutas, sin harinas o azucares refinados, a ser posible en poca cantidad y mejor si no tomado junto a las comidas principales, ya que su tiempo de digestión y fermentación es muy distinto a la mayoría de los otros alimentos.

LA APLICACIÓN DE LA COCINA ENERGÉTICA EN NUESTROS MENÚS
La alimentación energética busca el equilibrio del cuerpo y mente. Una oferta de alimentación sana favorece ese equilibrio. Para eso en DASO tenemos en cuenta, al elaborar los platos de nuestros menús diarios, ofrecer combinaciones armónicas entre si, a todos los niveles, basándonos en cereales integrales, proteínas vegetales y verduras, siempre con opciones veganas y sin gluten. Damos preferencia a productos locales, de temporada e integrales.
También facilitamos información a nuestros clientes para que aprovechen al máximo los beneficios de esa dieta y ofrecemos la posibilidad de profundizar participando en nuestros talleres teóricos y prácticos.

  • TripAdvisor - Gris Círculo
  • Facebook
  • Instagram